En el año 2000, todos los Estados miembros de las Naciones Unidas se comprometieron a ayudar a los países más pobres del mundo a realizar un avance significativo y cuantificable hacia una vida mejor para sus pueblos en el año 2015.

Retratando en fotografías y textos las vidas de ocho jóvenes en ocho lugares – Brasil, Camboya, India, Jamaica, Marruecos, Uganda, el Asentamiento de Refugiados Kyangwali en el Norte de Uganda, y Ucrania – esta página Web, Buscando el Sueño, sondea su extraordinario deseo de superarse a sí mismos ante toda adversidad. Las fotografías por Diego Goldberg y los artículos por Roberto Guareschi acerca de estos jóvenes se pueden ver en la sección de Ocho Vidas.

Buscando el Sueño también muestra fotos y testimonios de los propios jóvenes, creadas en talleres realizados como parte de esta iniciativa. Sus imágenes y textos muestran sus propios gustos y rechazos, sus esperanzas y sus miedos, y exploran algunos de los problemas sociales que enmarcan sus vidas. Una selección de estas imágenes y textos se puede ver haciendo click en Vistas del Interior.

La página Web Buscando el Sueño, también analiza cómo pueden cumplirse cada uno de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio – entre otros eliminar la pobreza extrema, mejorar la salud materna, prevenir y tratar el VIH/SIDA, y garantizar la educación universal – para permitir que estos jóvenes altamente motivados no sólo sobrevivan sino que, con el tiempo, se desarrollen plenamente. Se puede leer una breve introducción a estas metas en la sección Qué son los ODMs?

Este sitio también tiene secciones adicionales de Cómo Ayudar, información acerca de Nosotros y Contáctanos, para el lector interesado. El sito Web acompaña a la exhibición Buscando el Sueño, que inauguró en las Naciones Unidas en Nueva York el 12 de Agosto del 2005. La exhibición comenzara un tour mundial en Enero del 2006. Para saber mas acerca de dónde se esta exhibiendo Buscando el Sueño busca información en esta página.

Con esta iniciativa queremos recordarnos a nosotros mismos que hay millones de jóvenes que necesitan con desesperación que se les dé una oportunidad.

En cuanto a sus sueños, ellos son perfectamente capaces de alcanzarlos solos.